content top

lunes, octubre 05, 2009

Alabastro / Piedra de luz

 

Cuando encontraba este tipo de material en las casas de antigüedades, generalmente lo confundía con mármol, lo ubicaba en el período del Art decó y demostraba de esa manera cuan mal informado estaba. El nombre ya me resultó familiar cuando un especialista lo recordó: Alabastro (Vasija sin asas en Griego). Se prendieron unas pocas luces dentro de mi cabeza y asomaron imágenes de vasijas egipcias, sarcófagos (incluso supe que al menos un sarcófago egipcio, el del faraón Seti I estaba hecho en un solo bloque de este material), esfinges y columnas talladas. Luego supe que además se utilizó en la edad media como un tipo de vidrio ornamental para las ventanas, principalmente de iglesias, dado que pulido en finas láminas es traslúcido. Las imágenes yacentes de las tumbas de la edad media, que tanto me impresionan, también están hechas de él, etc. Es decir, parece mármol y es mucho más fácil de tallar. De esta forma resulta ser un elemento hermoso y sumamente maleable para plasmar un concepto de diseño. Existen dos especies mineralógicas a las que se aplica la denominación de alabastro que han sido utilizadas durante siglos como material para la talla de esculturas, vasijas y recipientes, y para recubrimiento y ornamentación de palacios e iglesias. 

Una de ellas corresponde a una variedad del yeso que es poco compacta y se raya fácilmente con la uña. La otra es de naturaleza caliza, más dura y que forma parte de las rocas constituyentes de diversas formaciones geológicas. El primero es el alabastro yesoso de grano fino y color blanco, (si bien por lo general presenta también una serie de vetas de tonalidades suaves) es el que se utiliza como material ornamental. Su uso se ve condicionado por su mayor o menor blandura ya que no soporta la exposición a los elementos, circunscribiendo su aplicación a elementos interiores. En el Reino Unido e Italia existen importantes yacimientos, afamados por la calidad del mineral extraído. La segunda es la variedad caliza, constituida por carbonatos y que es habitualmente conocida como alabastro oriental.

Es translúcida y muestra múltiples listas con abundantes matices cromáticos que le confieren una gran belleza. Se utilizó con profusión en la antigüedad clásica, tanto en Egipto como en la India, y fue uno de los materiales de construcción más apreciados por griegos y romanos. En la Inglaterra medieval se desarrolló una importante escuela de tallistas que exportaron sus creaciones a toda Europa. Estatuas, relieves, altares, vasos e incrustaciones en muebles fueron los motivos más prodigados. Se conservan diversos retablos en alabastro, entre los que cabe destacar el de la catedral de Santiago de Compostela, en España, y valiosos objetos ornamentales del mismo material, como los de la colección del Victoria and Albert Museum de Londres. Gran parte de la extracción mundial de alabastro se realiza en Aragón (España), en el Valle del Ebro. En localidades como Gelsa, Quinto, Fuentes de Ebro, Azaila y Albalate del Arzobispo.Sin duda los diseños de luminarias realizadas con Alabastro y bronce son los que más se acercan al gusto actual y si bien existen materiales industriales que pueden simular la misma constitución del Alabastro, por lo general se lo verá asociado al mismo tipo de luminarias que lo hicieron famoso en los años 20. Dejemos a los escultores la realización de otros proyectos mas comprometidos con el pasado histórico de este precioso material y disfrutemos de estas hermosas rocas iluminadas.






 


Share/Bookmark

0 comentarios:

Publicar un comentario

El mismo será publicado luego de ser aprobado por el autor del blog. Muchas gracias

Entradas recientes.png Entradas antiguas.png Portada.png
content top
UA-15341775-1